avalam - BLOG

avalam mercado laboral español aleman

¿Puede el mercado laboral español aspirar a ser como el alemán?

El mercado laboral español es más temporal que el alemán

Alemania se ha convertido en el ejemplo económico de Europa. El país ha conseguido el pleno empleo, con tan solo un 3,5% de tasa de paro y un total de 44,7 millones de personas ocupadas, según los datos difundidos por la Oficina Federal de Estadística (Destatis). De esta manera, el mercado laboral alemán parece el objetivo a alcanzar pero, ¿por qué el empleo en España nunca llegará a ser como el alemán?

En lo que se refiere a las cifras, el país de Merkel, con una población del doble de personas que en España (82,6 millones), tiene 2,5 millones de parados, casi un millón menos que España con el doble de habitantes. Así, Alemania registra datos de pleno empleo y 44,7 millones de ocupados, frente a los 19,13 millones de trabajadores españoles.

Sin embargo, no siempre Alemania batió a España en términos de empleo. En concreto, en el año 2006 la tasa de paro de Alemania era superior a la española, 9% de desempleados frente al 8,3%. Entonces, ¿cómo es que Alemania se ha recuperado de la crisis de distinta manera que España?

Según el director de Coyuntura de Funcas, Raymond Torres, es de especial relevancia tener en cuenta que ambos mercados laborales son completamente distintos. “La peculiaridad del mercado laboral español es que es como una montaña rusa: se destruye más empleo que el descenso del PIB y se crea más que su aumento”, señala Torres. “No existe en el país un mecanismo para amortiguar estos cambios sino que se ajusta la plantilla a la evolución económica”, afirma.

De esta manera, durante la crisis España perdió 3,5 millones de empleados entre el año 2008 y el 2013. Por su parte, el PIB alemán al término de 2009 se había contraído un 4,7%, mucho más que la media europea, sin embargo, las pérdidas en términos de empleo fueron menores a las de España.

Así, la situación del mercado laboral en España es que al caer la economía se pierden más empleos que en Alemania, y al crecer, aumentan de manera considerable. “Cuando hay recuperación se contrata en España, es algo que ha pasado siempre, también en las recesiones de los 90 y los 80”, señala Torres quien añade que “esto se debe a que el coste laboral es bajo y es más fácil despedir y también crear empleo”.

Existen una serie de factores que hacen que el mercado laboral español no pueda llegar a ser como el alemán, como el sistema educativo, la temporalidad, la seguridad jurídica, el crecimiento empresarial, las políticas activas de empleo, el paro estructural y que “cada país tiene sus características y es difícil de imitar a otro porque nunca es la misma situación”, explica Torres.

Las políticas activas de empleo en Alemania hacen que a la hora de enfrentar una situación de crisis las empresas actúen de distinto modo. “En vez de despedir, los empleados entran en un plan de formación para que no cuesten a las empresas y para que, una vez superada la crisis, estén más preparados para participar del mercado laboral”, explica el presidente de CEOE, Juan Rosell.

“Las políticas de empleo en España no funcionan bien, hay una desconexión entre la financiación y la implantación de políticas activas de las comunidades autónomas”, resalta el director de Coyuntura de Funcas. De esta manera, parece que en España siempre se mantiene el paro en unos niveles más elevados debido a la existencia de un paro estructural. “Quien lleva mucho en el paro y no puede meterse de nuevo en el mercado laboral forma parte de este paro coyuntural”, remacha Torres.

Una de las razones por las que se mantiene a este nivel el paro en España es por la temporalidad. En concreto, el sector terciario es el más potente económicamente en España, en especial el turismo. Este sector está basado en la estacionalidad, un hecho que lleva a que muchos de los contratos que se firmen en el turismo sean temporales y la movilidad entre el empleo y el paro en España aumente según la temporada.

En cambio, la industria alemana es la más grande y una de las más productivas de Europa, su productividad es casi el doble de la española. Un sector que no se basa en la estacionalidad y hace que la temporalidad no esté tan presente. “Además, en España los costes laborales son más bajos que en Alemania”, concluye Torres.

Por otro lado, el experto destaca el papel de los bancos que es “crucial”. “En Alemania hay alianzas estratégicas entre los pequeños bancos y las empresas que ayudan a fomentar la contratación, en España no”, resalta Torres.

Fuente: El Empresario

avalam
avalam

Somos avalistas financieros para pymes y autónomos de la Región de Murcia. Solicite información sin compromiso. Somos expertos en financiación empresarial.

©avalam