“A través de Aválam logré la financiación y ahorro fiscal en la compra de mi nueva finca”, Alfonso Chico de Guzmán.

Mi experiencia con Aválam comenzó en 2019. Me hice socio para el aval en la compra de una explotación agrícola.

Mi familia se ha dedicado a la agricultura desde hace varias generaciones. Cultivamos principalmente cereales, almendros y plantas aromáticas, todo en cultivo de secano y ecológico.

En el año 2019, surgió la oportunidad de comprar una finca agrícola de 23 hectáreas de labor con almendros adultos y 30 hectáreas de monte, que también era de secano y certificada en cultivo ecológico.

Yo tenía unos ahorros y quería comprar algún trozo de tierra, pero pensaba en algo más pequeño. Cuando hablé con el banco con el que trabajo, Caixabank, me recomendó hacerme socio de Aválam para la operación de compra de esta finca, ya que necesitaba un préstamo del 60% del valor ya que mis ahorros llegaban hasta el 40%.

avalam alfonso chico de guzman pepita de oro

Mi sorpresa fue que no solo conseguía el préstamo para la compra al tener el aval sino que además, al hacerlo con Aválam, tenía un descuento del impuesto de transmisiones y actos jurídicos documentados del 90%, por lo que pude tener un ahorro del 8% en la compra adicionado al  aval.

El primer año, la verdad, no tuve demasiada suerte, ya que el día de la firma de compra, unas horas después, vino una helada de 5 grados bajo cero y perdí toda la cosecha de almendras.

Por suerte, el año 2020 la finca dió una cosecha récord y compensó la falta de producción del año anterior. Obtuve un precio bastante bueno por ser ecológica certificada logré un aumento extra al aplicar prácticas de agricultura regenerativa y comercializarla como “pepita de oro” a través de “La Almendrehesa”

La verdad es que estoy muy contento con la inversión que pude hacer gracias a Aválam y al descuento que conseguí en los impuestos de compra gracias a esta entidad. Si en el futuro tengo la oportunidad de otra ampliación, sin duda contaré con el servicio de Aválam.

Enlaces relacionados:     Más casos de éxito aquí