Antonio Couceiro preside desde 2018 SGR Cesgar, la asociación que aglutina a las 18 sociedades de garantía recíproca de nuestro país, cuya papel en esta crisis ha sido una auténtica tabla de salvación para la superviviencia de pymes, autónomos y emprendedores.

¿Qué han supuesto las sociedades de garantía para pymes y autónomos durante estos meses?

Hemos sido un balón de oxígeno muy importante para multitud de pymes, autónomos y emprendedores. La actividad en las SGR ha crecido de forma muy importante al duplicar el número de avales y el volumen de los mismos. Hemos inyectado ya 2.568 millones de euros a través de 35.689 avales formalizados. En el conjunto del sistema en estos 40 años hemos beneficiado a más de 550.000 empresas y autónomos.

¿Qué le diría a un pequeño empresario que no se decide a pedir ayuda a una sociedad de garantía?

Que las 18 SGR están para ayudarles y facilitarles el acceso a la financiación. Gracias a nuestra capilaridad -tenemos más de 60 oficinas- estamos abiertos a respaldar cualquier proyecto viable en todos los rincones de España. Las principales ventajas son la obtención de mayores importes de financiación y la ampliación de los plazos de devolución, algo que sin nuestro apoyo sería muy difícil de conseguir. Además, las empresas reciben un asesoramiento financiero individualizado en todo el proceso, analizando la viabilidad del proyecto empresarial y proponiendo alternativas así como canalizando y tramitando las líneas de ayuda que proceden.

Leer más: Artículo completo en elEconomista

Enlaces relacionados:  Líneas de financiación Aválam