• Las cotizaciones de mayo, junio y julio podrán abonarse más tarde sin intereses, mientras que la de abril tendrá un recargo del 0,5%

Los autónomos y pymes podrán aplazar hasta seis meses el pago de las cuotas así como se les dará de plazo hasta final de junio para abonar sus deudas con la Seguridad Social. El Gobierno finalmente ha atendido a la reivindicación que venían haciendo desde ambos colectivos, que demandaron con insistencia en las últimas semanas más medidas para aliviar una situación que califican en muchos casos de «asfixiante», pues muchos han tenido que paralizar su actividad pero tienen que seguir haciendo frente a todos los gastos.

Así, el Consejo de Ministros aprobó el 31 de marzo una moratoria en el abono de las cotizaciones sociales que, no obstante, no ha dejado a todos satisfechos.

Para ellos, así como para las empresas que especifique una orden ministerial, aunque serán presumiblemente las pymes, se les concede una moratoria de hasta seis meses sin intereses para el pago de las obligaciones con la Seguridad Social de los meses de mayo, junio y julio.

Asimismo, los autónomos y empresas podrán solicitar el aplazamiento de las cuotas que se deben pagar en el mes de abril a un interés reducido del 0,5%, interés siete veces inferior al que normalmente se establece. Pero para acceder a estos aplazamientos no pueden tener otro aplazamiento en vigor anterior al estado de alarma.

Este primer aplazamiento se debe solicitar antes del transcurso de los diez primeros días naturales del mes de abril, para evitar la facturación de la cuota. Además, para facilitar su tramitación, la empresa o el autónomo que actúe a través de un profesional o de un tercero (graduados, gestores, abogados y demás autorizados del Sistema RED), podrá tramitarlo a través del mismo sin ningún tipo de apoderamiento específico para ello

A la espera de que se publiquen los requisitos, no será de aplicación para las empresas que hayan sido exoneradas de pagar cotizaciones sociales por sus trabajadores afectados por ERTEs por fuerza mayor a causa del coronavirus. Además, las empresas y autónomos que pudieran no tener derecho a la moratoria también podrán solicitar el aplazamiento antes mencionado al 0,5% durante los periodos de pago de mayo y junio.

Desde Aválam disponemos de unas fuentes de financiamiento que pueden ayudar a paliar la situación del tejido empresarial. Ponte en contacto con nosotros sin compromiso.

Fuentes externas:  Cinco Días   –   La Verdad