• La sociedad de garantía recíproca ha tramitado 425 expedientes por importe de 45 millones de euros, tres veces y medio más que en el mismo periodo del año anterior
  • Industria, servicios y comercio, sectores que más recurren a Aválam para financiarse desde el decreto del estado de alarma como consecuencia del COVID-19
  • Las micropymes de hasta 10 trabajadoras son las mayores demandantes de financiación

Aválam lleva inyectados 20 millones de liquidez en la economía regional con destino a autónomos, pymes y micropymes, cinco veces más que en el mismo periodo del año anterior.

Industria, servicios y comercio son los sectores que más han recurrido a la sociedad de garantía recíproca (SGR) de la Región de Murcia para buscar financiación desde la declaración del estado de alarma como consecuencia de la pandemia del COVID-19.

Hasta la fecha, Aválam ha recibido un total de 1.062 solicitudes (130 millones de euros), un 155% más respecto a todo el 2019, año en el que se recibieron 417 consultas. En el último mes, se han tramitado 425 expedientes por importe de 45 millones de euros.

El perfil del solicitante ha sido mayoritariamente el autónomo y la micropyme de hasta diez trabajadores, que ha recibido el 53% del total de los avales concedidos en ese tiempo.

Luis Martínez de Salas ha destacado “el compromiso de Aválam” con el conjunto del tejido productivo y empresarial de la Región de Murcia “en un escenario muy complicado para todos, donde el principal objetivo es mantener ‘vivas’ el mayor número de empresas para que puedan sumarse a la recuperación desde el inicio de la desescalada”.

“Previendo una situación que posteriormente se confirmó con el decreto del estado de alarma, Aválam adoptó a principios de marzo unas medidas excepcionales orientadas a recibir y resolver un mayor volumen de peticiones de financiación, ante la más que previsible demanda por parte del empresario de la Región”, ha apuntado el director general de Aválam.

Entre esas medidas, ha explicado Martínez de Salas, “se ha dotado de más recursos humanos al departamento comercial para la resolución de consultas y recepción de solicitudes, se agilizó la plataforma digital para la tramitación online de expedientes, se redujo la documentación exigida para el estudio de la financiación y se asumió mayor riesgo en operaciones aprobadas”.

Esto ha permitido a Aválam multiplicar por cinco el número de comités que resuelven cada solicitud, el máximo que permite su estructura, así como su actividad financiera.

Cautela por parte del empresario

El análisis realizado determina la cautela del empresario acerca del tiempo de recuperación de la normalidad de su actividad. El 93% ha solicitado un plazo de amortización de cinco años, máximo que otorgaba la ‘Línea CROEM-Aválam Liquidez’.

Esta reserva también se manifiesta en los importes solicitados por las pymes y autónomos, que queda reflejada en la siguiente distribución: hasta 100.000 euros (59%), hasta 200.000 euros (25%) y por encima de esta cantidad (16%), siendo el importe medio 127.000 euros.

Por sectores, la mayor financiación ha recaído en industria (38%), servicios (31%), comercio (27%), construcción (3%) y sector primario (1%).

Según ha destacado el director general, el número de solicitudes diarias recibidas “sigue manteniéndose por encima de 30”, una cifra que aumentó considerablemente tras el anuncio del Gobierno Regional de una partida presupuestaria destinada a subvencionar el coste de aval y el tipo de interés dentro de la ‘Línea Liquidez CROEM-Aválam’.

“Nuestra ágil adaptación al teletrabajo ha sido clave. Junto al compromiso de la plantilla y el esfuerzo extra que están realizando al comprender la excepcionalidad de la situación, nos permite gestionar todo este volumen de peticiones”.

“El propósito es continuar resolviendo el mayor número de peticiones en el menor tiempo posible, con el objeto de seguir dado ese soporte vital que aún solicitan muchas empresas de la Región de Murcia que se encuentran en una UCI financiera”, ha concluido Luis Martínez de Salas.