La jubilación activa te permite seguir en activo tras alcanzar los 65 años

Consiste en continuar trabajando una vez alcanzada la edad de jubilación y a ella pueden acogerse tanto autónomos como trabajadores por cuenta ajena.

Para acogerse a la fórmula de la jubilación activa hay que cumplir los requisitos que establece la Seguridad Social, entre los que se encuentran:

  • Acceder a la pensión tras cumplir la edad y haber cotizado la totalidad de años exigida. Para un trabajador de 65 años, se exige un total de 36 años y medio.
  • No podrán optar aquellas jubilaciones anticipadas ni tampoco las acogidas a bonificaciones.

En el caso de trabajadores por cuenta propia, no se exigirá el pago íntegro de autónomo sino una denominada “cuota de solidaridad” cuyo cálculo resulta de sumar la cotización por incapacidad temporal (IT), más un 8% (solidaridad). Si se desea añadir contingencias profesionales se ha de incorporar el tipo de la actividad según el CNAE correspondiente.

Basándonos en un ejemplo formulado por Infoautónomos, el cálculo sería el siguiente:

Si partimos de una cotización de base de 1005,90 euros, la cuota a pagar es de 113,67 euros mensuales y no computa para prestaciones.

  • 1005,90 euros x 3,30% (IT) = 33,19 euros
  • 1005,90 euros x 8% (solidaridad) = 80,47 euros
  • Total = 113,67 euros.

 

Enlaces externos: Infoautónomos