Equipo Humano de AVÁLAM

 

Hola a todos,

En primer lugar, espero y deseo que todos vosotros, familiares y personas de vuestro entorno os encontréis bien. Yo personalmente me encuentro bien, así como toda mi familia.

Por razones de necesidad, Domingo Meseguer y yo acudimos a diario a la oficina para poder desarrollar nuestro trabajo. Lo hacemos con prudencia y observando y aplicando las recomendaciones de seguridad que aconsejan las autoridades sanitarias. Nos saludamos a través del cristal y nos comunicamos por teléfono dentro de la oficina. Seguramente, cuando me dirija a todos vosotros el próximo lunes, Domingo se encontrará en su despacho, yo en el mío, y me estará escuchando a través del teléfono.

Probablemente estamos atravesando el momento más crítico y duro de nuestra vida personal y laboral. Esta crisis, con toda seguridad, es la más difícil a la que se haya visto sometida nuestra sociedad en sus casi 40 años de existencia. Se prevé más extrema que la del 2008 y debemos estar preparados para afrontarla.

Nuestra misión, como todos conocéis, es facilitar la financiación a autónomos y pymes. Ahora, es garantizar su supervivencia. Debemos contribuir a salvar, dentro de nuestras posibilidades, el mayor número de empresas posible. Este reto marcará ineludiblemente nuestro futuro. Soy consciente de que vamos a asumir un alto riesgo, pero, al mismo tiempo, estoy convencido que tenemos que hacerlo. El mayor riesgo, sin lugar a duda, es no estar a la altura de las circunstancias.

Como todos conocéis, hemos elaborado un nuevo protocolo de urgencia para dar respuestas rápidas a las exigencias actuales. Vamos a asumir una mayor franja de riesgo, pero estamos obligados a ello. La rapidez en atender las solicitudes de financiación es un reto innegociable. Debemos atenernos a las directrices marcadas en el protocolo y, ante la duda, ser generosos con los que confían su futuro en nosotros.

Probablemente este inmenso esfuerzo que vamos a hacer incremente nuestra morosidad en el futuro. Buscaremos soluciones más adelante, que las hay, para remediarlo, pero no podemos fallar a quienes confían en nuestra respuesta, hemos luchado mucho para poner esta línea de liquidez en marcha con el apoyo de CROEM, las entidades financieras y la Administración. Ahora todos esperan que nuestra respuesta sea rápida, comprometida y eficaz. Nos juzgarán por ello.

Un saludo para todos vosotros,

Luis Martínez de Salas y Garrigues
Director General de Aválam

 

Enlaces relacionados:   Línea Croem Liquidez