Esta es una pregunta que se hace mucha gente y que trataremos de explicar en las siguientes líneas. ¿Sabemos qué es lo que significa este aspecto? Se trata de la acción con la que se justifica cada movimiento bancario con una operación concreta.

Es el hecho de puntear los diferentes movimientos existentes en el banco con las facturas que nos llegan para determinar que cada una de esas transacciones. Esta sería una definición vista desde un punto más personal, pero también se aplica a las empresas.

En este sentido, la conciliación bancaria en empresas supone la ejecución de acciones que cotejan lo que está ocurriendo con las cuentas de la empresa y que todo quede perfectamente correspondido en los movimientos financieros. Se trata de un proceso que garantiza a la empresa el control de sus flujos de caja.

Esta acción permite mostrar una comparación de los apuntes contables de registrados en la empresa, bien en una cuenta corriente o de ahorro, con los movimientos bancarios.

¿Para qué sirve la conciliación bancaria?

  • Comprobar las transacciones. Cotejar estos datos permite a las empresas saber exactamente lo que ingresan y gastan, y así detectar y evitar errores con las transacciones efectuadas.
  • Controlar el rendimiento de la empresa. Este control muestra una visión general de los ingresos y los gastos, y así se puede saber si el rendimiento de la compañía está siendo adecuado.
  • Prevenir pérdidas. Un mayor control permite a las empresas tomar decisiones con antelación y así resolver situaciones futuras.

Conciliación bancaria: paso a paso

  1. Comprobar que el saldo en la cuenta corriente es correcto. Es la comparación del saldo mencionado con el de la cuenta auxiliar. Deben tenerse en cuenta aspectos importantes como los cheques emitidos y no cobrados o los depósitos en tránsito, los cuales se envían a final de mes, pero no aparecen en la cuenta auxiliar.
  2. Comprobar las partidas no registradas. Dichos movimientos están registrados en el libro mayor de la empresa, pero no han llegado a ser registradas en la cuenta del banco.
  3. Partidas no registradas en los libros. Son las partidas que todavía no han sido registradas en el banco, pero sí en los libros contables. Aquí pueden aparecen depósitos mal localizados o cheques caducados o de otro banco.
  4. Errores del banco. La conciliación bancaria también sirve para reflejar los errores cometidos tanto en los libros como en las cuentas bancarias, los cuales pueden ser derivados de un mal registro o de errores propios de la entidad bancaria.

Con todo, realizar esta conciliación es algo bastante sencillo, sobre todo si se tienen las cuentas al día. No obstante, es un método que siempre ayuda y que conviene hacer en función de las dimensiones de la empresa, al menos una vez cada mes.

En Aválam tenemos una amplia variedad de productos y servicios de financiación para empresas y autónomos. Ponemos a vuestra disposición la plataforma de simulación online conavalsi.com”. Con todos estos datos lanzamos de nuevo la pregunta: ¿Qué es la conciliación bancaria y cómo se hace?