• El Informe, elaborado por SGR-Cesgar, señala que cerca de 2 millones de empresas necesitaron financiación durante el primer semestre
  • El 30% de las pymes afirma haber iniciado la recuperación económica

Cerca de dos millones de empresas necesitaron financiación en los seis primeros meses de 2021 (56% de las pymes), la haya buscado de forma activa o no. Se trata de un porcentaje bastante elevado, teniendo en cuenta que supera con creces el dato anual de 2019 (34,8%). %). Así se desprende del X Informe sobre Financiación de la Pyme en España, que impulsa la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-CESGAR).

El estudio, único de este tipo que incorpora a todos los sectores de actividad e incluye al colectivo autónomo y al sector primario, aporta datos relevantes sobre el impacto de la crisis de la Covid-19 en las pequeñas y medianas empresas, que parece seguir siendo significativo a pesar del avance de la campaña de vacunación y del levantamiento de las restricciones.

Mientras que solo tres de cada diez pymes afirman haber iniciado la recuperación económica y otro 30% dice estar en una posición estable, un 37,4% de ellas asegura que su situación ha empeorado con respecto a 2020.

A pesar de las circunstancias extraordinarias debido a la crisis de la Covid-19, las perspectivas de las pymes a corto plazo son positivas: el 47,7% cree que su facturación aumentará en los próximos 12 meses.

Uso de productos financieros en la pandemia

El informe también señala que ha habido una mayor utilización de productos financieros por parte de las pymes durante los últimos doce meses, correspondientes con el periodo de pandemia, especialmente de aquellos vinculados a la financiación del circulante.

El crédito comercial (24,2%) y los préstamos bancarios (23,9%) han sido los productos más utilizados, seguidos muy de cerca de las Líneas del ICO (22,5%), cuyo uso se incrementa considerablemente. En cuarta posición, en cuanto a niveles de uso, se situarían las líneas de crédito bancario (21,5%). Por último, el leasing observa un crecimiento significativo en sus niveles de utilización del 9,4% en 2019 al 12,5% actual.

El porcentaje de pymes que ha utilizado Líneas ICO en los últimos doce meses se ha multiplicado por más de cuatro respecto al nivel pre pandemia y se sitúa en el 22,5%, por lo que casi una de cada cuatro pymes ha contado con financiación ICO. En cuanto a las necesidades futuras de las empresas, una de cada cinco pymes usuarias de Líneas ICO cree que necesitará ampliar la cuantía de las mismas, y un 23,9% requerirá ampliar los plazos de devolución. Por último, un 13,5% de ellas cree que va a necesitar avales o garantías para renegociar la financiación ICO.

Necesidades de financiación

En cuanto al destino de la financiación, la mayor parte de las pymes ha requerido la financiación para el circulante (el 76,1%), ganando peso frente a la situación antes de la pandemia. En importancia, le sigue la financiación destinada a inversión (27%), tanto en equipo productivo como en inmuebles. Esto puede indicar el freno que las altas cuotas de incertidumbre han provocado sobre la inversión.

El 19,8% de las pymes han realizado inversiones en digitalización en el primer semestre de 2021, situando a este tipo de inversiones como la tercera causa en importancia, por detrás del circulante y de la inversión en equipo productivo.

Conocimiento y prestaciones de las sociedades de garantía

El obstáculo más importante en el acceso a financiación sigue siendo la falta de garantías solicitadas (18%).

Cabe destacar que el 62% de las pymes con necesidad de avales y garantías pertenecen a sólo tres sectores: Comercio y servicios personales (34,3%), Servicios a las empresas (15,2%) y Agricultura (12,9%).

En el último año, ha mejorado notablemente el grado de conocimiento que las pymes españolas tienen de las sociedades de garantía. Este descenso se debe, sin duda, al importante papel que han tenido las SGR durante la crisis de la Covid-19.

El estudio también señala que las pequeñas y medianas empresas conocen cada vez mejor los servicios de las SGR, aumentando notablemente los niveles de reconocimiento de los beneficios asociados:

  • Mejora en el acceso a financiación.
  • Asesoramiento adecuado.
  • Posibilidad de mayores importes en la financiación bancaria.
  • Ampliación de plazos de devolución.
  • Reducción de costes de financiación bancaria.

Fuente: SGR-CESGAR

Enlaces relacionados:  5 Días (pdf)    –    El País  (pdf)      –     La Razón (pdf)